Las 5 reglas sexuales más importantes que se meten en el camino del gran sexo

Cada uno de nosotros cree y defiende nuestro propio conjunto de reglas de sexo. Estas reglas no son hechos. Son juicios y opiniones que creemos reales. Es importante reconocer y examinar las Reglas Sexuales que llevamos consigo y en cada encuentro sexual.

Aprendemos sobre el sexo de nuestras experiencias, de otras personas y del mundo que nos rodea. Nuestra cultura circula información e ideas acerca de lo que es el sexo, qué sexo debe ser, con qué frecuencia debemos tener relaciones sexuales, con quién debemos tener relaciones sexuales. Todos somos libres para formar nuestras propias opiniones sobre lo que pensamos acerca del sexo, cómo son los hombres, cómo son las mujeres.

Las 5 reglas sexuales más importantes que se meten en el camino del gran sexoA veces elegimos creer cosas que no nos ayudan a encontrar y mantener el placer sexual. En cambio, compramos reglas que nos llevan a suprimir nuestros deseos más profundos ya negar la esperanza de que las cosas puedan mejorar.
Algunas de sus Reglas Sexuales esperan ser positivas; creencias sobre su derecho al placer, su libertad para explorar lo que la satisfacción sexual significa para usted y el reconocimiento de su derecho a despertar y celebrar su potencial sexual. Es probable que también están invirtiendo en otras creencias, que pueden ser destructivas para tener grandes experiencias sexuales y son en realidad una fuente de ansiedad e inseguridad que socava su confianza. La conciencia es clave para el cambio. Así que eche un vistazo a las 5 creencias más comunes que bloquean la felicidad sexual y ver cuáles son familiares.

ELLA DEBERÍA SABER CÓMO ME ENCENDER

Si nos aferramos a la idea de que es responsabilidad de otra persona ‘darnos’ un orgasmo, entonces estamos abandonando nuestra propia responsabilidad. Todos somos diferentes. No hay técnicas mágicas que envíen a cada persona a la angustia sexual. Esperar que su pareja sea responsable de su placer sexual es irrazonable. Le permite permanecer independiente de su propia sexualidad y le permite colgar en un sentido imaginario de seguridad a través de la falta de su propia participación y responsabilidad. Usted necesita ponerse en la línea y poner por ahí lo que es lo que quieres. Puede ser más fácil escuchara tus miedos y permanecer en silencio, esperando lo mejor, pero cuando te abres construirás tu propia autoestima y confianza y respeto por ti mismo y tus deseos sexuales.